Pastel centollo y buey de mar

Viendo el precio del centollo, aprovecha para preparar una buena receta.

Este pastel es un plato excelente que sirve como aperitivo, sin la necesidad de añadir pan, tomate, pescados. Lo único que vamos a necesitar es la carne del buey de mar, o si prefieres de centollo.

Este es un pastel de entrante que sirve perfectamente para tomar frío. La verdad es que probablemente ya lo hayas probado puesto que es uno de esos aperitivos que han logrado propagarse como la pólvora. Es bastante sencillo de realizar, y realmente lo único complicado de todo el platillo es saber justar el punto de sal. Además, se prepara con antelación, por lo que puedes tener un delicioso platillo con sabor a marisco que le gustará a todo el mundo.

centollo precio

Ingredientes

  • Buey de mar hembra o centollo de aproximadamente 1 kilo
  • Cuatro huevos
  • 200 mL de nata para cocinar
  • 200 mL de leche entera
  • Sal
  • Pimienta
  • Tabasco

Preparación

En primer lugar es necesario que cuezas el buey en agua y sal. Luego de que hayan pasado aproximadamente 20 minutos desde que el agua comienza a hervir, es momento de que retires la proteína de la misma y la dejes enfriar.

Luego deberás engrasar un molde de plumcake, cubriendo muy bien el fondo y las paredes con pan rallado. Posteriormente es importante que vuelques para que dejes caer el exceso.

Para el siguiente paso vas a tener que contar con una gran paciencia para que puedas extraer toda la carne blanca cuidadosamente de las patas y del caparazón. Luego de hacerlo, deberás reservar.

Ahora vas a tener que extraer muy bien todo el contenido del caparazón de color oscuro y los corales. Este es el punto en el que ya deberás añadir los huevos, la leche y la nata. Para que todo se mezcle de la mejor manera es de gran importancia que utilices una batidora que te asegure una preparación lo más homogénea posible. Posteriormente tendrás que salpimentar muy ligeramente, ya que la proteína de la que hablamos ya lleva bastante sal, y finalmente añades unas cuantas gotas de tabasco al gusto.

En este punto tienes que verter todo lo que has conseguido hasta el momento en el molde, añadiendo la carne blanca sin desmenuzar ni triturar. Esto se debe hacer de esta manera puesto que al cortarlo podremos apreciar perfectamente la preciosa carne blanca.

Ahora lo que toca es cubrir con papel film y llevar al microondas a la mitad de la potencia por unos 17 minutos, luego 5 minutos más a potencia máxima si no cuentas con un microondas, puedes hacerlo con baño de maría, aunque este sea un procedimiento más lento.

Una vez terminado y enfriado, se mete en el frigorífico hasta el día siguiente. Desmolda una hora antes de servir.

Publicado en: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.